Importancia de la obesidad en nuestros animales

Debido a la gran cantidad de patologías asociadas y a la disminución demostrada de la esperanza y la calidad de vida de los animales que la padecen, la obesidad debe diagnosticarse y tratarse como la entidad patológica que es.

   La obesidad se define como el estado patológico que se caracteriza por un exceso de depósito lipídico que conlleva modificaciones de las distintas funciones corporales, y los estudios más recientes la sitúan como el problema nutricional más común en gatos y perros hoy en día.

   Se considera que los gatos y perros presentan obesidad cuando su peso corporal sobrepasa al ideal en más de un 20%. Diversos estudios evidencian que cuando esto tiene lugar hay un mayor riesgo de padecer enfermedades asociadas, como osteoartrosis, problemas cardiorespiratorios, diabetes, estreñimiento, dermatosis, riesgos anestésicos, etc. Otros estudios evidencian que el exceso de peso disminuye la esperanza de vida y respaldan la importancia de mantener una condición corporal saludable en gatos y perros.

 

sobrepeso-en-gatos_--como-saber-si-tu-gato-esta-gordo_.jpg

 

FACTORES PREDISPONENTES DE LA OBESIDAD

   La obesidad en perros, puede estar asociada a ciertas enfermedades endocrinas como la diabetes, el hipotiroidismo y el hiperadrenocorticismo. En el caso de los gatos, es menos probable que la obesidad se deba a trastornos de tipo endocrino.
   Uno de los factores de riesgo más importantes en ambas especies es la esterilización, ya que la falta de hormonas sexuales favorece la ganancia de peso debido a una disminución de la sensación de saciedad, la tendencia del animal a una menor actividad y una reducción de hasta el 20% de sus necesidades energéticas.
   Respecto a la influencia de la alimentación en la aparición de la obesidad en el perro, se han identificado claramente las siguientes causas alimentarias: aportes alimentarios que no tienen en cuenta las necesidades energéticas, suplementos excesivos en forma de golosinas y la alimentación ad libitum. En el caso del gato se ha comprobado que los factores ambientales  y los factores relacionados con el propietario que juegan un papel crucial en la aparición de esta patología.

 

IMPORTANCIA CLÍNICA DE LA OBESIDAD

   La importancia de la obesidad desde el punto de vista clínico radica en el gran número de patologías derivadas de ésta, entre las que destacan:

  • - Resistencia a la insulina y diabetes mellitus : la forma más frecuente de esta diabetes en el gato es la del tipo 2, por lo que la obesidad constituye un factor de riesgo importante en esta especie (en pacientes felinos, el riesgo de sufrir diabetes es 3'9 veces mayor en gatos obesos. y un tratamiento de pérdida de peso mejora la sensibilidad de la insulina de estos pacientes facilitando su manejo y mejorando su estado). En el caso del perro se ha establecido que la secreción de insulina, la insulinemia y la intolerancia a la glucosa aumentan de manera proporcional al grado de obesidad. Ésto se debe a la instauración de un estado de resistencia a la insulina, en el cual se incluye la inflamación crónica. 
  • - Intolerancia  al esfuerzo y problemas cardiosrespiratorios: los principales signos asociados a la obesidad son la intolerancia al esfuerzo, problemas respiratorios y la aparición de colapso traqueal. También los perros obesos son más susceptibles a presentar un golpe de calor que los no obesos.
  • - Enfermedades osteoarticulares: el exceso de peso predispone a los perros de todas las edades a una patología locomotora. Los signos clínicos de los problemas osteoarticulares asociados con obesidad se observan, generalmente a partir de los 6 meses de edad, y en muchos casos las lesiones son irreversibles. Afecciones ortopédicas descritas en perros obesos son: osteoartrosis, rotura de los ligamentos cruzados y fracturas del cóndilo del húmero. De igual manera, en los gatos la obesidad constituye un factor de riesgo para las afecciones del aparato locomotor; además, el dolor articular y la artrosis son causa de la disminución de la frecuencia del aseo y, en consecuencia, de desarrollo de dermatosis secundarias.

   Otras patologías descritas de forma asociada a la obesidad son: afecciones del tracto urinario, hiperlipidemias y dislipidemias en perros, lipidosis hepática en gatos, estreñimiento y riesgos anestésicos en ambas especies, entre otros.

 

perro-obeso-t.jpg

 

MANEJO NUTRICIONAL DE LA OBESIDAD 

   Se ha demostrado que el manejo dietético es el factor más eficaz para la pérdida de peso y de la grasa corporal, y debe incluir: la dieta específica para pérdida de peso, la gestión de los extras y el estrecho seguimiento por parte del equipo veterinario. En general, las dietas para la pérdida de peso deben cumplir las siguientes características:

  • - Baja densidad energética: contenido reducido en grasa y aporte elevado de la fibra. Esta fibra aportar, además, sacidad debido , entre otras cosas, al efecto de llenado después de la comida ya que la fibra retrasa el vaciado gástrico.
  • - Saciedad: como ya se ha comentado, la fibra aportará saciedad. En este sentido, también es interesante aumentar el volumen de las croquetas,que permitirá, por un lado, que el paciente tarde más en acabar la ración y reduzca la demanda de alimento entre comidas y, por otro, que el propietario no tenga la sensación de que le está dando poca comida, reforzando así el cumplimiento del tratamiento.
  • - Concentrada en todos los nutrientes: las dietas veterinarias para la pérdida de peso deben estar formuladas para poder restringirse el aporte energético sin reducirse el contenido de otros nutrientes como la proteína u oligoelementos, con el fin de evitar deficiencias nutricionales.

Es interesante también el aporte de otros nutrientes con propiedades antiinflamatorias o con efectos a nivel articular.

 

Tengo-un-perro-obeso.jpg

   La obesidad es el problema nutricional más común en gatos y perros y predispone a una gran cantidad  de patologías asociadas, provocando una disminución tanto de la esperanza como la calidad de vida de los pacientes que la padecen. El correcto diagnóstico y tratamiento , el cual incluye un manejo dietético adecuado, son claves para el control de esta patología.

 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         

                                                                                                                                                                                                                                                                          Fuente: Informativo veterinario Argos nº233

 

 

 

 

 

Visto 177 veces