Llega el calor, ¿debo rapar a mi perro? Desmontando un mito social

Llega el verano y hay una frase que escuchamos mucho en nuestra peluquería canina, felina y de roedores del Club Nacional del Podenco Andaluz y es: "Déjamelo corto que tiene calor"

ERROR…. El perro no es como nosotros y no mejora su temperatura corporal por que tenga menos pelo, de hecho puede llegar a ser perjudicial para nuestro mejor amigo.

 

Fotografia mito de rapar al perroPor tanto, vamos a explicar lo que decimos día a día en nuestra peluquería Canina y Felina del Club Nacional del Podenco Andaluz en esta época y desmontar el mito social que tenemos.

Podríamos afirmar que en un perro, que anatómicamente carece de glándulas sudo­ríparas, el mecanismo más importante para per­der calor es el jadeo, ya que físicamente según el principio de la evaporación de agua en las primeras vías respiratorias, disminuye la tem­peratura y permite disipar el calor.

Además, podemos considerar otros mecanis­mos secundarios:

Conducción: el animal en verano busca superficies frías, umbrías, húmedas, aprovechando el principio de conducción, es decir, el traspaso del frío por contacto directo.

 Así se explica por qué los animales escarban buscando alivio al calor. Esta modalidad es secundaria puesto que fisio­lógicamente el sistema de vasos periféricos del perro no está tan adaptado como el del hombre en el intercambio entre sangre fría y caliente.

Sudoración local en las almohadillas: los úni­cos sitios donde el perro presenta glándulas sudoríparas son las almohadillas.

 La exigüidad (escasez) de estas glándulas con respecto a la superficie corporal del animal indica que no tienen ningún efecto en la termorregulación sino que sirven para el marcaje territorial.

Si consideramos que el principio básico de la termorregulación es el jadeo, esquilar a un perro de estas características no logra muchas ventajas con respecto a la termorregulación.

Un colega de profesión de Valencia daba un ejemplo que nos gusto muchísimo y es posible que nos ayude a que todo el mundo entienda mejor porque no se debe rapar el perro, sino que este le sirve de protección, por tanto lo citamos diciendo:

“Un tuareg que vive en el desierto con temperaturas muy elevadas. ¿Verdad que no van desnudos? Todo lo contrario, visten totalmente tapados, sólo dejando los ojos al descubierto, pues su ropa no abriga sino que evita que el calor llegue al cuerpo”.

 Con esto podemos ver que si rasuramos a nuestro perro en verano verdaderamente lo que estamos haciendo es desprotegerlo y dejar que los agentes externos penetren con mayor fuerza en su cuerpo y en su piel, el sol le llega antes provocando más calor y jadeo.

Aparte existen muchas consecuencias al rasurar animales de razas y mantos que NUNCA deben de ser rasurados.

Problemas de foliculitis o alopecia (caída o perdida  de pelo), después de un rasurado de perro de doble capa, como puede ser un Pomerania o a un perro de pelo semi-largo tipo golde.

Cáncer de piel

Existen otros problemas como son el aumento de la posibilidad de sufrir cáncer de piel, ya que el perro, tiene la piel diseñada para tenerla bajo la portación del pelo, al quitar la protección favorecemos que este penetre y por eso ellos tienen un 35 % más de posibilidades de padecer cáncer de piel.

También debemos tener cuenta, que el retirar esta protección natural, suele provocar quemaduras en la piel de nuestras mascotas, de hecho en el caso de un rasurado extremo por necesidad, sería el profesional quien debe alertar al dueño de qué producto sería bueno utilizar en este caso como cremas protectoras, puesto que al perro no quejarse, las quemaduras pueden llegar a ser grandes y problemáticas de curar.

Piel de elefante.

Cada día son más los perros que vemos con la llamada piel de elefante puesto que al dejar la piel desprotegida de su manto la naturaleza intenta proteger al animal de otra forma y lo que hace es engrosar su piel, para así protegerlo de las agresiones externas.

CONCLUSIONES.

Por tanto con todo lo que os hemos explicado desde la peluquería canina y felina del Club Nacional del Podenco Andaluz, podemos dejar claro que NO hacemos un favor a nuestro animal, si a la llegada del verano los rapemos.

 Por tanto lo que os recomendamos es que no dudéis en pasar por nuestras instalaciones situadas en la calle Amsterdam Nº 25 los Bermejales Sevilla, en las que nuestro personal está totalmente cualificado para informarte, de cuál es la mejor forma de ayudar a tu mascota a estar más fresca y sana. 

Visto 819 veces