¿Sabes lo importante de recoger las heces de tu perro?

La impotancia de recoger las heces de nuestros perros para evitar el contagio de la Parvovirosis Canina. Consejos de Clínica Veterinaria Club Nacional del Podenco Andaluz en Sevilla.

La parvovirosis canina es una enfermedad vírica que afecta mayormente a cachorros, pero también puede afectar a perros adultos. El agente pertenece a la familia Parvoviridae En la actualidad se acepta que existen dos tipos de parvovirus canino, antigénicamente diferentes: uno de ellos apatógeno, conocido como MCV o parvovirus canino tipo I, y otro patógeno llamado parvovirus canino tipo II. Este último es altamente resistente.

 

¿Cómo se contagian los perros?

El parvovirus canino es un microorganismo altamente infeccioso y muy resistente frente a condiciones ambientales por lo que puede sobrevivir fuera del animal varios meses.

La principal vía de contagio es a través del contacto directo e indirecto de un animal sano con las heces de un animal infectado.  Basta una pequeña cantidad de estos residuos conteniendo el virus para que actúe como un foco de infección para muchos otros perros. Esta situación se produce con bastante frecuencia en paseos públicos u otros sitios donde se concentran en un mismo lugar muchas mascotas.

Además, las personas pueden actuar como diseminadores de la enfermedad ya que pueden transportar materia fecal con el virus en la suela de los zapatos.

Otras formas en que este microorganismo puede trasladarse de un lugar a otro es permaneciendo en contacto con los pelos o patas de los perros, en jaulas contaminadas u otros objetos.

¿El parvovirus puede afectar a cualquier perro?

El virus puede afectar a perros de cualquier edad que no estén debidamente vacunados.

De acuerdo con distintas fuentes, existen ciertas razas caninas que presentan un mayor riesgo a padecer esta virosis como son el Rottweiller, Doberman Pinscher, Pit Bull Terrier y Pastor Alemán. Por el contrario, los Caniche Toy y los Cocker Spaniel parecen ser más resistentes a esta enfermedad.

¿Qué síntomas produce la parvovirosis?

Los perros infectados con este virus muestran síntomas gastrointestinales, vómitos, diarreas, anorexia, pérdida de peso. En casos severos, este cuadro lleva a los animales a la deshidratación y a la muerte.

En cachorros recién nacidos, el virus puede provocar lesiones en el corazón.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad?

Existen test rápidos para valorar si el animal es positivo o negativo a la enfermedad, pero estos test pueden dar falsos positivos y falsos negativos, por lo que para confirmar la enfermedad hay que hacer pruebas de laboratorio.

¿Cómo se puede tratar la enfermedad?

 Al ser una enfermedad provocada por un virus no hay un tratamiento específico, sino que hay que establecer un tratamiento sintomático, es decir, hay que cortar los vómitos y diarreas, restablecer la hidratación mediante sueroterapia. Es vital la consulta urgente a un veterinario ante la aparición de las primeras señales mencionadas anteriormente. En casos severos de daño intestinal es necesaria la terapia antibiótica para combatir la contaminación bacteriana secundaria.

La mayoría de los animales que, luego de implementarse estas medidas, sobreviven a los primeros 2 o 3 días de comenzado los síntomas, logran superar la enfermedad y curarse.

¿Cómo puedo prevenir la enfermedad?

La vacunación a partir del mes y medio, y revacunando cada 15 días y luego anualmente, es sin duda la forma más segura y eficaz de proteger a nuestras mascotas.

En nuestra clínica veterinaria en Sevilla ( Los Bermejales ) cuenta con un equipo de profesionales especialistas para prevenir esta y otras muchas enfermedades de sus mascotas. Si es soci@ puede aprovecharse de las grandes ventajas y descuentos que le proporcionamos para todas sus mascotas por una sola cuota.

Visto 792 veces